La saturación de nuestras comunicaciones es una realidad. El espectro de radiofrecuencias es un bien preciado y por lo tanto, eso influye en la calidad y el precio de las comunicaciones, pero…, eso ya es pasado. Ha llegado la Era LiFi.

El WiFi pasará a la historia y una nueva tecnología sustituirá a las comunicaciones inalámbricas. El LiFi es una forma de comunicación mediante el espectro óptico de las luces LED. Realiza la transmisión de datos a frecuencias de entre 400 y 800 THz de las lámparas LED ordinarias. Pero es que además, lalifi_environment transmisión de datos se realiza a velocidades ¡10.000! veces más rápidas que con la conexión wifi más eficaz probada hasta ahora.

Con esta tecnología podríamos, por ejemplo, enviar datos del móvil a un televisor o copiarlos a un disco duro de red simplemente apuntando con el teléfono a la tele o al disco duro durante unos segundos. Otra revolución en tecnologías P2P y de streaming o lo que posiblemente venga después.

Pero lo más impresionante, es lo que puede deparar para la siguiente revolución: la del transporte por carretera. Esta tecnología podría permitir en un futuro no muy lejano que las autopistas contasen con hileras de LEDs que cumplieran varias funciones: iluminar la carretera, mostrar actualizaciones de tráfico o transmitir información de Internet a cualquier conductor o pasajero que contase con un equipo con conexión. Todo ello de manera inalámbrica. Pero además, gracias a la precisión de los dispositivos GPS y la posibilidad de transmitir en tiempo real todas las actualizaciones, las carreteras serían tremendamente seguras, pudiendo funcionar como un Escalextric, donde en tu coche automático, en vezvehicle-to-vehicle-communication-670 de conducir pudieras ir leyendo, viendo el paisaje, hablando o lo que quieras sin estar pendiente de la conducción. La posibilidad de un mundo con accidentes “0” y con una eficiencia del 100% en las redes de transporte está aquí, porque además, empresas como Google, Tesla y BMW ya están trabajando en proyectos de automóviles autónomos.

Por no hablar del más que posible futuro en la que la adquisición de un vehículo será un gesto fútil, pagaremos por su uso concreto de trayecto a trayecto, en función de nuestras necesidades.

Lo dicho, las rutas ópticas de las motos de luz de Tron, puede que las experimentaremos a medio plazo en nuestra vida real.

Quizá ya te has comprado tu último coche y no lo sabes😉

¿Llegará el Robopocalipsis?, ¿será una suerte de Skynet?, o ¿despertaremos de nuestra Matrix?

Estamos al borde del principio de la Singularidad Tecnológica, un concepto que se nos irá haciendo más familiar en los próximos años, o no. Se trata del advenimiento de una inteligencia artificialspielberg muy superior a la capacidad de intelecto humano. Suena a ciencia ficción, ¿verdad? Pues siento llevarte la contraria.

En múltiples laboratorios del mundo se estudia e investiga con equipos que simulan la inteligencia humana: la computación cuántica y el conocimiento avanzado de redes neuronales están avanzando el proceso. Llegado el caso, dudo que nos presenten el hallazgo por los conductos comunicativos normales. Es más, dudo que lleguemos a enterarnos. Ocurrirá en un laboratorio, y a partir de ahí, cualquier escenario es posible.

Existen dos “facciones” al respecto, aquellos que piensan que una inteligencia artificial podrá ser controlable y por lo tanto podrá tener “comandos” que permitan desconectarla y otros que piensan que será totalmente incontrolable. Es más, una inteligencia artificial que nazca conectada a la red, podrá tener acceso a TODO el conocimiento e Historia de la Humanidad en cuestión de unos cuantos ciclos singde teraflops. La cuestión es, ¿cómo entenderá esa inteligencia artificial la posición de los humanos en relación a las otras formas de vida del planeta?, ¿como un virus?, ¿como los reyes de la Creación?, me temo que será lo primero. De ahí a que considere fútil nuestra existencia hay un solo paso.

Hay quienes creen que habrá un período de transición con máquinas que ergonómicamente recordarán a seres humanos, mientras que en paralelo se despliega la tecnología 5G y la internet de las cosas. Ello supone que cualquier objeto del planeta tendrá su propia url y estará conectado a la red gracias a la tecnología RFID. Es decir, una inteligencia artificial podría tener acceso a cualquier dispositivo y por ende, persona, del planeta.

Hay quien piensa que las leyes de la robótica definidas por Asimov nos protegerán, sí, pero hasta cuándo.

La cuestión es que una inteligencia artificial, podría tener acceso a todo en cuestión de horas. Podrá tener acceso a todo, independientemente de los sistemas criptográficos existentes. Hoy estamos controlados por un Gran Hermano permanente: Google, deep internet, la NSA y múltiples siglas estatales y empresas utilizan el Big Data a su servicio. La cuestión es quién controla a la red.

La pregunta exacta es: ¿qué es la red?, ¿es el cerebelo de la futura inteligencia que la controlará?

Espero no despertar una mañana siendo afixiado por mi propia ropa conectada a la red, porque los wereables están ya aquí.

Bienvenid@s al TecnoInferno

Un libro: Robopocalipsis de Daniel H. Wilson, mientras que llega la versión cinematográfica de Steven Spielberg.

Una película (antigua): Colossus, el Proyecto Prohibido

Tal como lo lees. No tendremos que esperar a distopías como THX 1130 de George Lucas o Gattaca de Andrew Niccol, seremos identificados y clasificados según… ¡Oh, wait!, ¿no es eso lo que ya haceCodigo de barras genetico Google? Bueno, sí; pero no de la forma que te imaginas.

Llevamos un código de barras interno, se llama ADN y según su configuración nos diferencia del resto de los mortales. Esto permite determinar cómo estamos hechos y cuáles pueden ser nuestros puntos débiles en el futuro. Digamos que nuestro código genético es la cartografía de nuestras futuras vidas.

Hace 20 años cartografiar el mapa de alguien costaba cientos de miles de dólares, en breve por algo menos de 100 euros podrás llevarte el tuyo: bienvenid@s a la terapia génica. Ello nos servirá para hacer nuevos fármacos, hechos a medida de nuestra genética, para combatir eficazmente enfermedades que son costosas y difíciles de tratar. Nos familiarizaremos con términos como la antiangiogénesis, que consiste en cortar el suministro de sangre a un tumor para que no crezca más. Se desarrollarán nanopartículas que actuarán como “bombas inteligentes” contra las células tumorales. Se cercará al gen p53 con terapias génicas y se desarrollarán vacunas contra enfermedades víricas como el virus del papiloma humano.

Lo que hoy parece imposible, en unos años estará insertado en nuestras vidas como internet, con chips de ADN que controlarán nuestros procesos vitales para evitar enfermedades.

Pero como todo, cada tecnología tiene asociado su reverso tenebroso. Los actuales medios de control social palidecerán con lo que esto implica: se podrán desarrollar bombas inteligentes contra enemigos concretos transportadas por nanorobots o microdrones. La biométrica cambiará de forma espectacular, la criptología en combinación con los patrones genéticos y la incipiente computación cuántica darán un vuelco a los sistemas de seguridad.

La cuestión será, si estaremos avanzando de forma siniestra hacia la distópica sociedad que Aldous Huxley describió en Un Mundo Feliz o hacia una arcadia libre de enfermedades.

De nosotros depende…

Dado que este blog lo que pretende es hacer que la comunidad friki expanda sus fronteras, creo que es conveniente hacer un llamamiento para que quienes en lo más profundo de su ser saben que lo son,Orgullo Friki 2015 pero se niegan a admitirlo, les de el empujoncito definitivo para que se unan a la comunidad más solidaria, interclasista, intergeneracional, interrazas (incluso los más progresistas admitirían incluso a un Borg en su familia) e inter-lo-que-quieras; ya que eso es intríseco a la filosofía friki [no te digo nada, si encima eres trekkie, salvo lo de los borg, lo demás es aceptable], que existe en el universo, o universos, o multiverso, o realidad transmultidimensional (táchese lo que no proceda).

Por cierto: ¿por qué el 25 de mayo?, pues tiene que ver con el día en el que se estrenó en California en 1977 Star Wars, los trekkers llevamos un poco mal esto, pero al final somos una comunidad tan amplia que lo admitimos sin más.

En fin, no sólo se trata de que quedemos y veamos películas, leamos cómics, escuchemos música, exhibamos nuestras colecciones, roleemos un rato, juguemos en la consola, hagamos cosplay, nos disfracemos de extraterrestre, etc. Se trata de que los que tienen alma friki y no lo explicitan, se atrevan a “Salir del Blister”. Sí, como lo estás leyendo amigo/a lector/a. Si los gays salen del armario, los frikis que no quieren admitirlo hay que hacerles salir del blister.

[Nota aclaratoria: el blister, es ese dichoso plastiquito que se niega a abrirse o es imposible abrirlo, para disfrutar de nuestro ansiado gadget; claro que cabe una opción peor, más friki: que no rompamos el blister, conservemos el gadget dentro hasta el fin de los tiempos, por aquello del valor añadido de nuestro oscuro objeto del deseo en el futuro. Si no eres friki no lo vas a comprender, no malgastes el tiempo en ello, ¡ah!, y por supuesto descarta ya lo de ser friki]

Bueno, llegado a este punto, aparte de recomendaros una visita por la página del Señor Buebo para que estés al día de lo que se cuece en el mundo hispanofriki, hay una cosa que quiero compartir con vosotros/as y que creo que ayudará a comprendernos un poco más. El friki nombrado ya, es tan prolífico que ha escrito un libro muy divertido llamado “Orgulloso de Ser Friki“, que recomiendo para tres grupos potenciales: a) Los frikis (te lo vas a pasar de miedo, es más, creerás que están hablando de tí); b) las parejas de los frikis, nos comprenderán mejor; y c) aquellos/as que pretendan salir del blister y les ayude a comprender lo que son, para que abandonen el Reverso Tenebroso de la Cotidianidad Diaria y se acerquen a nuestro universo paralelo, el universo en el que aceptamos ser como somos y que disfrutamos siendo como somos (estoy seguro que os hará ver brillar la Puerta de Tanhausser).

Así que sin más dilación os voy a relatar el gran secreto friki, conservado como una biblia oral de generación en generación en un lenguaje, que el élfico en comparación resulta más simple que el ABC.

Se trata del Código Friki de nuestros Derechos y Deberes (no es muy largo, son dos Decálogos)

Derechos In-Alien-Ables del Friki:

  1. Derecho a Ser más Friki
  2. Derecho a quedarse en Casa
  3. Derecho a no tener pareja y ser virgen hasta la edad que sea. Si se tiene, pareja, intentar su conversión
  4. Derecho a no Gustarnos ni el Fútbol ni el deporte en general
  5. Derecho a la Asociación Friki
  6. Derecho a tener pocos amigos (o ninguno). Derecho a tener todos los amigos frikis que se quieran
  7. Derecho a no Ir a la Moda
  8. Derecho al Sobrepeso y a la Miopía
  9. Derecho a exhibir el propio Frikismo
  10. Derecho a Dominar el Mundo

Obligaciones del Friki (de obligado cumplimiento)

  1. Ser Friki, pese a todo
  2. Intentar ser más Friki que otro Friki
  3. Si hay alguna discusión sobre algún tema friki, entrar a dar opinión
  4. Salvaguardar todo el material friki de personas desaconsejables
  5. Hacer todo lo posible por exponer el material friki
  6. No ser Friki de todo. Hay que estar especializado en algo
  7. Ir al estreno de cualquier película friki, comprar antes que nadie un libro o un DVD friki
  8. Esperar la cola ante un estreno friki y si es disfrazado, mejor
  9. No desprenderse nunca de nada relativo al mundo friki
  10. Intentar dominar el mundo

Este es el resumen de una vida dedicada al frikismo. Quiero hacer una anotación por si el artículo 10 de ambos decálogos os ha producido desazón. Los frikis sabemos que más tarde o más temprano (la intuición me dice que será más tarde de lo esperado) dominaremos el mundo. Eso sí, no sabemos exactamente que mundo será el afortunado (Hay otros muchos, pero están en este, decía Eluard), pero somos pacientes…

Espero que este post os haya ayudado a comprendernos un poquito más. Eso sí, haced lo posible por acercaros al universo friki, dádle por lo menos una oportunidad, no seréis el primer friki que ha descubierto su sentido de la vida en una vocación tardía, al universo trek, al wary, al cómic, al cine italiano de terror de los 70 (Giallo, para los expertos) o yo que sé. Incluso el beautyfrikismo, algo muy en alza, que acerca a miles de mujeres a este colectivo mundial.

Os animo a descubrir ese lado, o a explorarlo, o simplemente a adoptar a un friki en vuestras vidas, os aseguro que serán más animadas, aunque sea por lo cargantes que llegamos a ser.

Os deseo una Larga y Próspera Vida (sí, es que soy friki y trekkie, o sea que tengo pedigrí, tú verás la que voy a liar con esto último)

[Por cierto avezado lector de la Pacopedia, sí esto es un autoplagio del mismo post que año tras año publico; pero es que me quedó tan bien el original que merecía la pena reeditarlo, ;-)]

Sí, como lo lees. El quimérico sueño que H.G. Wells tan bien describió en la obra “El hombre invisible”, será realidad; pero sin2014011212205397476 los efectos secundarios que surgían durante su desarrollo con carácter irreversible. Otra cuestión serán las implicaciones de tipo ético que tal tecnología nos traerá, pero será consecuencia de su desarrollo entre nosotros.

Eso sí, podrán ser invisibles hombres, mujeres, animales y objetos, y ello derivará en nuevas oportunidades y nuevas pesadillas tecnológicas. No nos olvidemos que los próximos años serán los de la caída de un sistema socioeconómico y el advenimiento de una nueva era (esperemos que para bien) que será totalmente diferente a lo que hemos conocido a esta hora. Tal como defiende Jeremy Rifkin en su obra “La sociedad del coste marginal cero”.

Bienvenido a la era de los metamateriales. Sí, sí, otro “palabro” nuevo, los metamateriales son sustancias que tienen propiedades ópticas que no se encuentran en la naturaleza. Ello se consigue insertando en ellos una sustancia con minúsculos implantes que obligan a las ondas electromagnéticas a curvarse de formas heterodoxas. Se trata de “forzar” las ecuaciones de Maxwell hasta límites insospechados. Están preparados para forzar lo que se denomina el “índice de refracción”.

Así que si ya existen pinturas y materiales que pueden forzar ese índice de refracción con los aviones espía F117, el F22 y el T-50, lo próximo que veremos, posiblemente al final de esta década, serán las capas o los cilindros de invisibilidad para ocultarnos ante el espectro óptico.

No creo que a los “chicos” de DARPA les guste que esta tecnología comience a estar disponible pronto, pero el mercado civil es extenso: espionaje industrial, investigación policial, caza de adulterios, deslealtades varias, espionaje político…

Bienvenidos al desierto de lo Real…, o lo virtual…, o ¿nos equivocamos de pastilla en su momento?